El gran desafío para las empresas y las universidades en Chile: Educar y formar capital humano para la sustentabilidad

1 septiembre 2014
Comments 0
1 septiembre 2014, Comments 0
La sustentabilidad tiene una conexión natural con la nueva visión impulsada por la Naciones Unidas centrada en la felicidad y el bienestar humano y de todas las especies vivientes. En tal sentido, Tecsuma ofrece asesoría técnica y científica ante el compromiso que deben asumir las empresas, sus directivos y sus profesionales, al igual que los académicos y docentes de la educación superior, con la urgencia de realizar gestión, investigación y, muy especialmente, educación sobre y para la sustentabilidad desde sus respectivos campus.
En ruta hacia campus universitarios y empresariales sustentables, los directivos, académicos y profesionales harían bien en apoyarse en el rol principal que define a las universidades y centros de educación superior como instituciones clave de la sociedad, a saber, la formación de capital humano por medio de la educación en todas sus formas y disciplinas. La prioridad es entonces desarrollar en cada campus educación para la sustentabilidad. Esto requiere de enfoques pedagógicos transversales e interdisciplinarios que integren principios, actitudes, valores y ética de la sustentabilidad para lograr formar las actuales y venideras generaciones de estudiantes y profesionales con las herramientas apropiadas para enfrentar el desafío de realizar sustentabilidad y resolver urgentes problemas en la sociedad, tales como, cambio climático, escasez de agua, pérdida de biodiversidad, manejo de residuos peligrosos, eficiencia energética, degradación ambiental, pobreza, degradación de suelos, y cómo educar y formar capital humano para realizar sustentabilidad.
Tecsuma plantea que son posibles dos enfoques para realizar educación y formación de capital humano para la sustentabilidad:
a) infundir los temas de sustentabilidad y sus principios de forma transversal a currículos y cursos aceptando sin modificación la estructura disciplinar característica de las instituciones de educación superior, y
b) desarrollar una estrategia interdisciplinaria que integre las ciencias sociales y las ciencias naturales, más principios y ética, para realizar sustentabilidad, y sobre esta base construir el programa de educación y formación de capital humano para la sustentabilidad.
El primer enfoque se refleja en el modelo Tecsuma de Educación Ambiental para la Sustentabilidad y su forma de aplicación. El segundo enfoque se apoya en la estructura de conocimiento tridimensional aportada por Tecsuma que representa la relación naturaleza-sociedad para realizar sustentabilidad. Ambos enfoques se describen en http://educacionysustentabilidad.tecsuma.cl/modelos-y-estrategias-eas y requieren la consolidación de esquemas pedagógicos constructivistas, con énfasis en la creación y adopción de recursos didácticos para que quienes obtengan educación sustentable manejen el carácter sistémico, complejo y dinámico de los desafíos y problemas a enfrentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.